CREAR UNA CUENTA

OLVIDÓ SU CONTRASEÑA?

21 de Diciembre de 2015

Puertos de Cartagena, listos para recibir los megabuques de Panamá



Las terminales de la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena (SPRC) y Contecar –especializada en contenedores– están listas para enfrentar el desafío que tendrán los puertos nacionales y de América Latina, a partir del próximo año.

En sus muelles ya pueden recibir los buques más grandes del mundo que pasarán por las nuevas esclusas del Canal de Panamá, que incrementarán el tráfico de barcos alimentadores, el volumen de carga y demanda de servicios marítimos en el Caribe y el Pacífico.

 
 

 

“Estamos preparados con sistemas, infraestructura, tecnología y nuestra gente para recibir los barcos con capacidad para transportar 14.000 TEU (número de contenedores de 20 pies). Incluso, la terminal de contenedores fue diseñada desde sus comienzos para recibir este tipo de naves ”, afirmó el gerente de Contecar, capitán Juan Carlos Acosta.

La certeza de que estos puertos podrán competir con eficiencia frente a los demás del continente se da en momentos en que la ampliación del canal de Panamá, con un tercer juego de esclusas, entrará a pruebas en abril, y su operación comercial arrancaría en el primer trimestre del 2016.

Para tan importante hecho tenían que anticiparse los citados puertos, concesionados por la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). Porque los megabarcos que vienen de las rutas asiáticas y pasarán por el Canal requieren entre 390 y 450 metros de muelle (los buques que llegan actualmente a los puertos ocupan máximo 280 metros) y demandan el uso de grúas gigantes, como las llamadas pórtico o Post-Panamax, para mover rápidamente la alta carga de contenedores que transportan.

El atraque de los esperados buques de gran calado exigía también dragar el canal de acceso a la bahía de Cartagena, por donde hoy se moviliza el 70 por ciento de la carga de comercio exterior, más de 44 millones de toneladas anuales y 2,3 millones de contenedores.

El canal, de 15 metros de profundidad (que sirve para dar paso a buques de apenas 5.500 TEU), debía bajar sus profundidades a 20,5 metros, para facilitar el tránsito de barcos con capacidad hasta de 19.000 TEU.

Para ello, los puertos y la nación trabajaron en los últimos años teniendo el empujón y liderazgo del vicepresidente Germán Vargas Lleras, para que se avanzara en la modernización de la infraestructura portuaria y el dragado del canal de acceso a la bahía.

Contecar ha invertido 300 millones de dólares y la SPRC, otros 250 millones en el dragado del canal de acceso (Puerto Bahía y la Nación también han puesto su parte), extensión de muelles, pavimentación de patios, sistemas de información y adquisición de las más modernas grúas.

La SPRC y Contecar disponen de 17 grúas gigantes pórtico, otras cuatro les llegarán en julio del 2017 y dos más en enero del 2018, para completar una flota de 24. Estas grúas tienen la altura de un edificio de 27 pisos, un boom o brazo de alcance de 65 metros sobre el mar y de 14 metros por el lado terrestre, para levantar hasta 80 toneladas.

Además, como la llegada de los megabuques requiere más técnicos y operarios especializados en su operación, el Grupo Puerto de Cartagena ha venido preparando al personal en países como los asiáticos, Argentina, Estados Unidos, Dinamarca, Italia y España. “El secreto de una operación exitosa está en la gente. Por eso la hemos venido capacitando”, manifestó Acosta.

Contecar, la gran central

De cara a lo que se viene en el tráfico marítimo, y para agudizar la seguridad en las operaciones que ha caracterizado a los puertos de la SPRC, esta organización decidió centralizar en Contecar el monitoreo, control y vigilancia del movimiento de carga y contenedores que se dé en los dos puertos.

Los equipos de sistemas y del circuito cerrado de televisión, con sus paneles de pantallas, comenzaron a ser trasteados a Contecar.

De hecho, hoy estos puertos cuentan con tecnologías avanzadas para vigilar la operación. Los controles arrancan incluso antes de que arribe un barco al puerto o los camiones y tractomulas ingresen a las terminales.

Se sabe con anterioridad, por información de la naviera de origen, qué barco llega a la SPRC o Contecar, cuántos contenedores trae, qué mercancía se movilizará o se le hará transbordo y si es un camión o tractomula que quieren entrar al puerto, previamente se conocen placas del vehículo, registro del contenedor y tipo de carga, porque en el 99 por ciento de los casos se ha pedido cita previa al puerto con esta información.

Además, la terminal tiene un sistema de información y verificación de datos que trabaja en tiempo real, en línea, con la Aduana de Estados Unidos (fue el primer puerto del país en tener este acuerdo), la Fiscalía, Dian y la Policía Antinarcóticos.

Para ello, hay 220 cámaras en las entradas a la terminal de la SPRC y otras 180 en Contecar, que captan al conductor, placa del vehículo y número del contenedor y envían estos registros a una central para que verifique los datos y se autorice el ingreso. Solo así se levanta la talanquera para entrar o salir.

Emplean 4 cámaras térmicas (y adquirirán 4 más) para visualizar en la noche movimientos y cargas; completan el arsenal de equipos de inspección los rayos X, láser, submarinos para chequear cascos de buques; ojos de culebra, que sirven para inspeccionar cualquier punto, y a partir de junio del 2016 empezarán a usar el iris del ojo como sistema de identificación para evitar las suplantaciones.

“Queremos proveer la mejor plataforma portuaria de la nación. Es nuestra obligación suprema, para mantener también la confianza en nuestros clientes”, dijo Acosta. Con este objetivo planean invertir otros 250 millones de dólares en los próximos 5 años.

De acuerdo con la ANI, el mundo ha comenzado a ver a Colombia como un fuerte competidor portuario, porque está desarrollando eficiencias similares a las de Japón y China.

Para la industria portuaria, igualmente, la ventaja de la ubicación geográfica, las inversiones que seguirán para optimizar la operación en puertos como los de la SPRC y Contecar, y la construcción del segundo canal de acceso a la bahía de Cartagena son factores que incidirán en mejorar la competitividad y el comercio exterior.

Noticia extraida de: http://www.eltiempo.com/
http://www.eltiempo.com/economia/sectores/pertos-de-colombia/16463684

 

ARRIBA

A wonderful serenity has taken possession of my entire soul, like these sweet mornings of spring which I enjoy with my whole heart. I am alone, and feel the charm of existence in this spot, which was created for the bliss of souls like mine.

I am so happy, my dear friend, so absorbed in the exquisite sense of mere tranquil existence, that I neglect my talents. I should be incapable of drawing a single stroke at the present moment; and yet I feel that I never was a greater artist than now.

When, while the lovely valley teems with vapour around me, and the meridian sun strikes the upper surface of the impenetrable foliage of my trees, and but a few stray gleams steal into the inner sanctuary, I throw myself down among the tall grass by the trickling stream; and, as I lie close to the earth, a thousand unknown plants are noticed by me: when I hear the buzz of the little world among the stalks, and grow familiar with the countless indescribable forms of the insects and flies, then I feel the presence of the Almighty, who formed us in his own image.

Duis dictum tristique lacus, id placerat dolor lobortis sed. In nulla lorem, accumsan sed mollis eu, dapibus non sapien. Curabitur eu adipiscing ipsum. Mauris ut dui turpis, vel iaculis est. Morbi molestie fermentum sem quis ultricies. Mauris ac lacinia sapien. Fusce ut enim libero, vitae venenatis arcu. Cras viverra, libero a fringilla gravida, dolor enim cursus turpis, id sodales sem justo sit amet lectus. Fusce ut arcu eu metus lacinia commodo. Proin cursus ornare turpis, et faucibus ipsum egestas ut. Maecenas aliquam suscipit ante non consectetur. Etiam quis metus a dolor vehicula scelerisque.

Nam elementum consequat bibendum. Suspendisse id semper odio. Sed nec leo vel ligula cursus aliquet a nec nulla. Sed eu nulla quam. Etiam quis est ut sapien volutpat vulputate. Cras in purus quis sapien aliquam viverra et volutpat ligula. Vestibulum condimentum ultricies pharetra. Etiam dapibus cursus ligula quis iaculis. Mauris pellentesque dui quis mi fermentum elementum sodales libero consequat. Duis eu elit et dui varius bibendum. Sed interdum nisl in ante sollicitudin id facilisis tortor ullamcorper. Etiam scelerisque leo vel elit venenatis nec condimentum ipsum molestie. In hac habitasse platea dictumst. Sed quis nulla et nibh aliquam cursus vitae quis enim. Maecenas eget risus turpis.